Mi lista de blogs

miércoles, 6 de julio de 2011

¿Para qué sirven las semillas de chía?

Por: Sabel Todd.

Se ha escrito mucho últimamente sobre las semillas de chía y sus propiedades aparentemente milagrosas para el cuerpo. En este articulo veremos las propiedades de las semillas de chía, y cuáles son las propiedades q ue las hacen estar en boca de muchas personas hoy día.

¿Qué es lo que contiene la semilla de chía?

Las semillas de chía están llenas de ácidos grasos esenciales Omega 3, y de hecho, de entre las distintas semillas, la de la chía es la semilla que más Omega 3 contiene: la cantidad que posee es 12% más alta que la de la semilla de la linaza.

Además de Omega 3, estas semillas también contienen Omega 6 así como calcio y magnesio.

Sin embargo, obtener la totalidad de Omegas que tu cuerpo necesita recurriendo únicamente a semillas (ya sea la chía o la linaza) no es factible ni recomendable, porque debe de existir un balance entre la cantidad de Omega 3 y Omega 6 que ingieres, y en este tipo de semillas, la cantidad que se provee de Omega 3 es mucho mayor que la cantidad de Omega 6.

Posibles beneficios para los diabéticos

Cuando mezclas semillas de chía con agua, después de un tiempo se forma una especie de gel. Cuando esta especie de gel se consume, crea una barrera entre los carbohidratos y sus correspondientes enzimas digestoras, lo que resulta en una disminución de la velocidad de transformación en azúcar.

Este mismo efecto, hace que a la semilla de la chía se le considere un alimento de “resistencia”, al incrementar la duración del suministro de la alimentación al cuerpo.

¿Cómo contribuye la semilla de la chía a la salud del cuerpo?

Aunque alarga la digestión de los carbohidratos, los nutrientes contenidos en las semillas son asimilados rápidamente, y el cuerpo se beneficia casi de inmediato de ellas.
Por ejemplo, al ser una fuente de proteínas, la semilla de la chía es ideal para situaciones en que se requiere un desarrollo y/o regeneración rápidos. Esto sucede durante el periodo de crecimiento del cuerpo humano (adolescencia), durante el embarazo y lactancia, y para ayudar a atletas y físico constructivistas en la regeneración muscular.
También, debido al alto contenido de Omega 3, este alimento permite absorber y transportar las vitaminas liposolubles, (solubles en grasa) tales como la vitamina E. Este tipo de ácidos grasos son esenciales para tener un funcionamiento normal de las glándulas adrenales y la tiroides, entre otros muchos beneficios.

¿Cómo agregar semillas de chía a la alimentación?

La chía se puede agregar a muchos alimentos y a muchas recetas de cocina. Se pueden espolvorear sobre yogur y ensaladas, por ejemplo.

Cuando se remojan, las semillas de chía absorben una cantidad de entre 9 a 10 veces su peso de agua. La gel resultante se puede usar para reemplazar a otros menos deseables en algunas recetas, no solo sin pérdida de sabor, sino, de hecho, mejorándolo.

Para las personas vegetarianas que no desean comer producto animal alguno, si se mezcla 1 cucharada de semilla de chía con 3 cucharadas de agua, y la dejas reposar durante unos 15 minutos, se tiene como resultado una cantidad de gel de ¼ de taza, equivalente a la que se obtendría con 1 huevo.

Origen de la chia.
La semilla de la chía, aunque hoy se usa en todo el mundo, se considera originaria de México. Los aztecas las usaban ampliamente, el nombre de chía proviene de la palabra en náhuatl “chian” que significa “aceitosa”.

Los aztecas comían la semilla de la chía como una de sus principales fuentes alimenticias, y era tal su valor que la planta de chía se usaba para pagar a los altos sacerdotes tributo e impuestos. El día de hoy hemos redescubierto su alto valor nutricional, así que… ¡a usarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada